Bitcoin no es tan diferente como creíamos

Escrito por Carlos Montalvo, el 12 de abril de 2013
votarmeneala

dinero1

Desde que se dio a conocer, Bitcoin se ha catalogado como un nuevo sistema paralelo al oficial y que serviría como moneda de cambio. Esto quiere decir que no hay ningún Banco Central que lo controle ni está atado a ningún tipo de normativa estatal.

Pero, ¿Es Bitcoin tan diferente como creemos? Un análisis tras el salto.

En apariencia la idea de Bitcoin es bastante buena, pero no está libre de los errores que ocurren en los mercados cada cierto tiempo. Y es que la moneda virtual ya ha tenido su primer crash tras solo 9 semanas de funcionamiento. En el momento en el que Juan Uriós publicó el post informándonos de su existencia el cambio ya estaba a 37 €. Su valor ha llegado a alcanzar valores superiores a los 250$. Tal ha sido su éxito que una familia vendió su Porsche por 300 bitcoins.

Desde entonces el cambio ha bajado un 50%; ¿esto que quiere decir? que la gente que haya comprado cualquier cosa cuando 1 bitcoin valía 250$ ahora solo podrá comprar cosas que valgan la mitad; o lo que es lo mismo, si el que vendió el Porsche lo hubiese vendido cuando el cambio estaba a 250$ ahora se tendría que conformar con comprar un Smart (sin ánimo de menospreciarlo).

Un blog especializado (Mashable) ha reunido a 3 especialistas que han hecho sus predicciones sobre el nuevo sistema de pago. Se resumen en las siguientes conclusiones que harán que sus usuarios queden algo más tranquilos.

Por el momento el sistema no ha tocado techo debido al desconocimiento de gran parte de los usuarios de internet que aún no saben de la existencia de este servicio.

Las perspectivas a medio y largo plazo son muy buenas. Bitcoin puede ser una gran apuesta a largo plazo.

Si el Bitcoin actúa como el oro  entonces el valor de mercado tiene el potencial de moverse hacia los billones de dólares.

La economía del sistema esta creciendo, y ya ha legado a un volumen de transacciones por valor de 5.200 millones de dólares, así como el número de comerciantes.

En primer lugar, decir que el valor de cada bitcoin se establece según el número de compras de bitcoins y el mercado. Dicho de otra manera, opera como la compra de divisas. Es la misma operación que harías si por ejemplo decides comprarte un iPad en EEUU, para poder comprarlo deberás cambiar, o, lo que es lo mismo, comprar divisas; en este caso dólares.

Conforme se van uniendo más usuarios el valor de cada bitcoin es más estable. Según se dice en bitcoin, el precio de cambio es calculado por un algoritmo. Esto se basa en la oferta y la demanda de divisas. La burbuja, ya reventada, se produjo por la venta masiva de bitcoins debido a que la gente perdió la confianza en el sistema por fallos en los servidores (que consistían en lentitud y cuelgue del sistema), y que fueron provocados por el aumento exponencial de usuarios y transacciones que se han dado en el último mes.

Una de las diferencias fundamentales de bitcoin con el sistema tradicional es su respaldo, o, dicho de otra manera, en la base de fijación del precio de cada bitcoin. Para hacerlo un poco más comprensible, explicaré el sistema anterior al actual.

El sistema tradicional fija el valor de la moneda tomando como patrón el oro, ya que se considera el valor más estable. De esta manera cualquier país emitirá billetes en relación al valor de ese oro que posee (puede que hayas oído hablar del oro del Banco de España o del oro de Moscú). Pues bien, si un Estado emite billetes por encima del valor de su oro, lo que está haciendo es depreciar su moneda, ya que cada unidad monetaria correspondería una cantidad menor de oro. Para que te hagas una idea, hasta hace no demasiado, en EEUU podías acudir a tu banco y solicitar al cajero que te entregara el equivalente en oro de la cantidad de dinero que le entregaras. Este sistema cambió evidentemente y se sustituyó por el actual, ya que las crisis podían hacer que literalmente se hundiera el país si todos sus ciudadanos decidían retirar su oro.

Así el sistema de fijación del valor del dinero es diferente; pero otra afirmación que aparece entre los expertos es que si se equiparara con el oro, es que se podría invertir en él, es algo habitual invertir en divisas. Mucha gente decide comprar por ejemplo libras esterlinas por su valor, que suele estar entre los más altos de todas las monedas y que no suele tener grandes cambios de valor.

Por lo tanto he de concluir que bitcoin no es tan diferente al sistema tradicional. Lo que si podemos encontrar es diferencias como la independencia de bancos y entidades centralizadas y las comisiones para las transacciones que son bastante más reducidas. En esencia, es un mercado en estado puro, pero no tan diferente al actual, ya que también provoca crash y burbujas.

Fuente: El Economista  – Elaboración propia

2 Comentarios en “Bitcoin no es tan diferente como creíamos”

  1. forest dice:

    Me ha encantado cuando has escrito “es un mercado en estado puro”.
    Hay mil ejemplos, pero el que viene ahora a mi cabeza es el corralito de Grecia. Si eres tú quien tiene el dinero y ningún banco o gobierno tiene acceso al mismo podrás librarte incluso de un corralito.
    Ahora, mientras escribía esto, me ha surgido la duda:
    -¿Como está el tema de los impuestos?
    ¿Al hacer compras online con bitcoins, no es necesario pagar ningún impuesto no? Si es así (no lo se, por eso pregunto) acabarán metiendo mano de forma legal al bitcoin para regularlo y poder sacar tajada de ese mercado.

  2. Si que es una forma para evitar el corralito. Aunque para el día a día sea más cómoda la moneda tradicional, más que nada por los gastos corrientes como la comida etc, si vuelves a cambiarlo te sigues quedando sin dinero jeje. Pero vamos, que hay gente que lo está utilizando para invertir y luego retirar el dinero.

    Con lo de mercado puro me refiero a que apenas hay intermediarios ni comisiones como cuando se usa el circuito bancario u otros servicios de pago por internet como PayPal. Pero por lo demás es un mercado normal.

    Lo de los impuestos es muy interesante y no lo dije en el post porque quizás iba a ser ya demasiado sobre todo por extensión. Pero es bastante interesante.

    En primer lugar decirte una frase que todos conocemos “Hacienda somos todos” jaja. Por lo tanto si que hay que pagar. Otra cosa es los impuestos que de forma normal se pagarían por tener una cuenta. Me explico, los bancos deben pagar anualmente una cantidad de impuestos por cada cuenta que hay abierta. En el caso de Bitcoin al ser por internet creo que estamos ante un vacío legal. Bitcoin actuaría como banco, pero al estar descentralizado veo dificil que se le pueda exigir, en todo caso en el lugar en el que tenga su sede.

    En segundo lugar, todos tenemos que pagar. Los impuestos no van ligados a una moneda, sino a un territorio, con lo cuál siempre vas a tener que pagar por ejemplo el IVA.Para que te hagas una idea, la ley del IVA dice que este impuesto es exigible en toda la UE para transacciones en las que al menos una de las partes sea comerciante profesional. En caso de que sea una compra a un país no miembro de la UE, si no se ha pagado el IVA directamente se retendría en la aduana hasta que aparezca el documento. Por otro lado, entiendo que para poder vender grandes cantidades tendrías que estar dado de alta como empresario en el país correspondiente, los países llevan control de las cuentas en cuanto al IVA, en el caso de España, es cada 3 meses. Si no se presentan las declaraciones cada 3 meses puede llegar a tener que pagar el doble de la cantidad no declarada en concepto de multa.

    En caso de que la compra sea entre particulares, en España se tendrá que pagar el Impuesto sobre las Transmisiones Patrimoniales.

    Con lo cual, la conclusión es que si que hay que pagar y es lo más aconsejable para evitar sustos indeseados XD.

Deja un comentario