Cómo conocí a Linux…

Escrito por Juanma, el 18 de diciembre de 2010
votarmeneala

Mientras Microsoft y Apple iban dando forma a lo que hoy en día son Windows7 y MacOS X, un sistema operativo libre había empezado a gestarse en algún lugar de Finlandia.

Veinte años después, trece millones de líneas de código y una incansable comunidad son el resultado de uno de los sistemas operativos más utilizados en todo el mundo.

Recuerdo el primer ordenador que llegó a mis manos. Un Amstrad como este (y si no, uno igualito xD).

Me lo regalaron cuando tenía unos 6 años con dos mandos, unos cuantos disquetes con juegos y un papel con todas las ordenes que debía ejecutar para poder manejarlo.

Lo único que recuerdo de este ordenador es la orden ‘cat’, que servía para arrancar lo que hubiese en el disquete, en este caso un juego de coches y uno de naves espaciales. Este ordenador murió cuando mi hermano pequeño se dedicó a meterle plastilina a la disquetera y a la cartuchera que tenía en un lateral (que nunca supe para que servía, solo sé que sin ella, el ordenador no arrancaba).

Esta perdida fue rápidamente subsanada con otro ordenador, esta vez más normalito y con gráficos en la pantalla. Se trataba del Windows 98 (no recuerdo el hardware). Me lo regalaron por mi cumpleaños cuando cumplí los 8 o 9 años. Y me lo dieron junto con el CD del Windows y otro CD con los drivers, a lo que me encargaron seriamente:

Guarda bien estos CDs y no los pierdas.

Al principio no lo entendía, aunque no tardaría mucho en saber el porqué. En efecto, el Windows 98 fue el primer sistema que aprendí a formatear xD.

El año 2000 llegó y consigo, la primera distribución Linux que conocería. Yo tenía unos 10 años cuando Mandrake (la versión 7 creo, no estoy seguro) me llegó de la mano de un familiar. No guardo muchos recuerdos de aquel sistema pero algo que si recuerdo fueron las largas horas frente al monitor trasteando aquella cosa desconocida (acostumbrado al Windows 98). Era una época en la que, prácticamente nadie (salvo los entendidos) tenía internet, por lo que apenas se podía hacer nada con ninguno de los dos sistemas, salvo abrir cuatro programas y algún que otro juego.

En el 2003 me regalaron (otra vez por mi cumpleaños), un Pentium4 con una ATI de 64 megas de vídeo. Venía con Windows XP, varios videojuegos instalados (Tarzán, varios Tomb Raiders y algún que otro videojuego). Estaba tan enviciado a los Tomb Raiders que mi nota media del colegio bajó drásticamente de un 8 a un 6 (aún guardo aquellos boletines de notas hechos de cartulina amarilla xD).

Durante los próximos años me olvidé de lo que era Linux (no sabia ni que el Mandrake que yo trasteé era Linux). Hasta que llegué al instituto y con él, internet en clase. En aquella época se pusieron de moda (al menos en Andalucía) las aulas TIC’s. Corría el año 2005 cuando nos encontremos toda la aula llena de ordenadores y con ella, el desconocido ‘interné’ frente a nosotros en el monitor. La distro Linux que gobernaba toda aquella cacharrería era GuadaLinex. Y aquí fué donde volví a retomar el contacto con Linux.

A mi familiar (el que siempre me regaló los ordenadores) le comenté lo que habían hecho en el instituto y ya me puso al día de todo aquello. Ubuntu y Mandriva fueron las siguientes distribuciones que llegaron a mis manos por recomendación de él. En aquel momento, Ubuntu no era nada mas que otra distribución del montón, incluso Mandriva tenía mas prestigio.

Un domingo del 2006, cuando la familia se reunió a comer en mi casa, mi familiar trajo una nueva distro que no había oído en mi vida. Era PCLinuxOS (que por aquel entonces, su logo se parecia mucho al de Windows).

La instaló en mi ordenador y tras retocarle algunos ajustes (recuerdo que llevaba KDE 3) me mostró un efecto de escritorio del cual, empecé a pegar saltos de asombro. Si amigos, lo que hoy conocemos como compiz fusion ya había llegado, y aquí fue donde dio comienzo el boom de Linux hacia el escritorio.

Este hecho fue para mi, el precursor de todo mi interés hacia Linux. Aprobé 4º de ESO con una media de 8,5 y como premio, el tan ansiado internet.

Con ayuda de internet conseguí investigar Linux hasta puntos que para mi eran inimaginables. Había conocido un mundo totalmente nuevo y ya empecé a ser autodidacta en el mundillo de la informática. Recién comenzado el bachillerato, oí hablar de dos distribuciones de las cuales se decía que solo las usaban los hackers. Eran Gentoo y Slackware. Yo, que era un crío, el hecho de que me llamarán hacker era como ser el que metía el triple en el último segundo del partido, un dios.

¿Y que hice?

Me dediqué a leer y leer wikis (muchas cosas me sonaban a chino), pero por fin, conseguí instalar (tras varios intentos fallídos) Slackware y meses más tarde, Gentoo. Durante todo este tiempo conocí a Sabayon, a Ubuntu (como la conocemos hoy en día), a la renovada OpenSuse, Fedora, Debian, Frugalware, etc…

En el 2008 ocurrieron muchas cosas. Había acabado el bachillerato y mi futuro académico se decidía entre Arquitectura e Ing. Superior Informática. Llegó KDE4 y con él, la oleada de nuevos usuarios a Gnome, conocí la distribución que uso actualmente, ArchLinux y me compraron mi primer portátil (para estudiar fuera).

La culpable de esta indecisión fue mi profesora de Dibujo técnico del Bachillerato (a la que extraño mucho, fueron dos años en los que descubrí también el mundo de la arquitectura como nunca antes la había conocido). Saqué matrícula tanto en bachillerato como en selectividad en Dibujo técnico y notables en las demás materias (menos física, la cual suspendí xD).
Estaba decidido, me iría por la rama de Arquitectura. Pero por suerte o desgracia, la nota de corte ese año subió y no me cogieron en la primera convocatoria (no fue hasta la tercera). Así que me adentré en el mundo de la información automatizada.

En mi primer año de facultad, conocía a muchísima gente. Mi circulo de amigos se componía de maqueros y linuxeros mayormente. Era un mundo en el cual, la gente no ponía cara rara cuando le hablabas de repositorios y se reía al dejar en ridículo a Windows con cualquier chiste malo.

Reimos mucho, sufrimos mucho pero sobre todo, aprendimos muchísimo.

La primera anécdota buenísima que recuerdo vino de la mano de la profesora de matemática discreta. Nos mandó calcular los números primos comprendidos entre el 0 y el 5000. A la tarde siguiente, un compañero del grupo, programó en 20 minutos un sencillo programa que los calculaba, además de decir el porqué era primo e imprimir la solución en un .txt.

Con pages lo arregló un poco y lo entreguemos. Lo más gracioso fue ver todo el mes a la gente apurada con la calculadora en clase durante los ratos libres calculando los números primos xD.

En fin, así fue como conocí a Linux y a día de hoy, con 20 años que tengo, me parece el mejor sistema operativo que existe.

Además, gracias a muchas empresas, voluntarios y muchos usuarios que buscaron algo más, en este 2010 ya se habla de Windows, Mac…

y Linux. ;)

23 Comentarios en “Cómo conocí a Linux…”

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Mientras Microsoft y Apple iban dando forma a lo que hoy en día son Windows7 y MacOS X, un sistema operativo libre había empezado a gestarse en algún lugar de Finlandia. Veinte años después, trece millones de líneas de código…..

  2. itomailg dice:

    Leyendo esto, lo primero que me ha venido a la cabeza cuando he visto que hablabas del año 2000, con solo 10 años, es que viejo soy…..

  3. Fox Mulder dice:

    Que post mas bonito :-)

  4. juan dice:

    Oye, tu no serás “amuchamu” de elotrolado.net no?? xD

  5. meketrefe dice:

    A mí también me regalaron un Pentium 4 con 64 de vídeo en 2003!!

  6. Benyer dice:

    Muy buena la noticia Juanma, yoo tambien empece con un red hat, cuando instalar un linux y particionar no era cosa de todos.

    Aun echo de menos esta distro, para mi seguramente la mejor de todos los tiempos, hay es nada

    • Juanma dice:

      Me alegra saber que alguien ha captado el guiño de la foto de RedHat con mi primer Linux, Mandrake. :)

      Yo en realidad, no sabía particionar en la época del Mandrake. Me dedicaba a seguir una guía pero sin tener ni puñetera idea de que es lo que estaba haciendo. Eso sí, llegó un punto en el que lo hacia de memoria de las tantas veces que me cargué el sistema xD.

      • Benyer dice:

        No me extraña que no supieras mas si te pillo tan joven yo es que soy mas viejuno :P.

        Cuantos linux instalaria por aquella epoca, aun instalo pero gracias a dios ya menos porque es mas asequible para todo el mundo.

        Un Saludo y gracias por el articulo

  7. Montagon dice:

    En mi caso empecé más tarde, en 2003 recuerdo cuando, estando en clase de informática, nuestro profesor nos llevó al aula y allí había una caja con CDs de algo que se llamaba Guadalinex. Él nos dijo que podíamos coger uno los que quisiéramos y me acuerdo que fui de los pocos que lo cogió.

    Empecé a curiosear y ya todo fue a más xD

    Buena entrada, Juanma.

  8. Madera dice:

    Yo empecé con Debian, mi profesor de programación me lo recomendo, actualmente utilizo Ubuntu por compatibilidad con el hardware, pero Debian me parece el mejor SO.

  9. carroca dice:

    Siempre esta bien que cada usuario cuente su historia de como conocio Linux. Yo voy a contar de manera muy breve y rapida mi pequeña historia:

    Primer PC en el 2000, con windows millenium, yo jugaba. En el 2004 un P IV con XP e internet, con este “decubri linux”, en una revista que mi padre compraba venia Knoppix, lo use una vez por curiosidad sin saber que era linux, unos años mas tarde (en 2006 creo…) intale Suse 9, seguia sin saber que eso era linux, un CD que encontre por casa, seguramente de otra revista de informatica. Luego en Marzo del 2007 me interese en Linux (no se como lo encontre) y me descargue muchas distros y probe muchas, me quede con ubuntu porque era la unica que me permitia acceder a particiones NTFS. Luego en el 2009 instale debian, tambien ArchLinux, y Gentoo lo intente pero apesar de instalarlo correctamente nunca e conseguido iniciar el entorno grafico. Ahora ando con Debian y no me separo de ella.

  10. Vaya Juanma !! Parece que en la Universidad has tenido más suerte encontrando gente… cuando yo entré sí que te miraban con cara rara si utilizabas Linux, y encima las asociaciones de usuarios estaban abandonadas desde hacía tiempo, tampoco hace mucho, hablo de 2003. Mi entorno siempre ha estado plagado de Windows (creo que como la de todos) y a mí me ha estresado cada vez más.

    Tienes mi historia aquí: http://bit.ly/cATJqm :)

    Saludos

    • Juanma dice:

      Hombre, no puedes comparar la facu en el 2003 que hace 2 años xD Pero si, reconozco que tuve suerte porque luego estaban los que solo estaban allí “por probar” (esos que le dan a aceptar todo el rato independientemente de lo que ponga el aviso).

      Interesante tu historia, si señor. Más de uno nos ha pasado lo que a ti, la verdad xD

      PD: Te he editado el comentario de modo que ahora si redirige correctamente a la página, te se coló un caracter en la URL. :)

  11. valenluis dice:

    Tu historia es __MUY__ similar a la mía, solo que yo estudié una especialidad en informática en el bachillerato (en México) y ahora soy estudiante de matemáticas.

  12. Haiku, Inc. dice:

    “En fin, así fue como conocí a Linux y a día de hoy, con 20 años que tengo, me parece el mejor sistema operativo que existe.”

    Entonces es por aún no has probado Haiku ;-)

    https://secure.wikimedia.org/wikipedia/es/wiki/Haiku_%28sistema_operativo%29
    http://haiku-os.org
    http://haiku-es.org
    http://haikuware.com
    http://haikufire.com

    • Juanma dice:

      No lo dudo, oí hablar muy bien de BeOS, pero tener un sistema “híbrido” como lo es Arch (lo mejor de Linux y de BSD), créeme que eso no lo da ningún otro sistema.

      Estoy tan acostumbrado a ella y no le puedo sacar prácticamente ningún defecto, al menos dentro de lo comprensible: se quejan mucho de que su instalación es difícil porque es en modo texto y hay que configurarlo todo al principio pero es que sin eso no sería Arch: muy simple, liviana, rápida, transparente y súper potente.

      Un saludo!

Deja un comentario