Los nuevos iMacs: más finos, veloces y potentes

Escrito por Jesús Quesada, el 24 de octubre de 2012
votarmeneala

 

Han pasado 539 días desde la última revisión, casi el doble de lo habitual, pero el ordenador de sobremesa de Apple más preciado necesitaba un cambio, algo que hiciera que las personas que quisieran cambiar de ordenador dijeran “Necesito este”.

El nuevo iMac es un 80% más delgado que el anterior, y pensaréis como lo han conseguido, pues la unidad superdrive ha desaparecido (la unidad de los discos) algo que ya no es esencial tanto como antes gracias a las memorias flash y discos duros externos, que tienen muchísima más capacidad que éstos y no se rayan.Si queréis saber como de fino es os lo dejo en en medida: 5mm de grosor, impresionante.

Las imágenes son mucho más nítidas que antes aunque no incorpora retina display como se pudo rumorear en un principio. La resolución es la misma que la de sus predecesores: 1920 x 1080 pixeles en su versión de 21’5 pulgadas y 2560 x 1440 pixeles en la de 27 pulgadas.

Los nuevos equipos incorporan procesadores i5 e i7 de última generación, y la posibilidad de tener 3 Tb de espacio en un disco duro tradicional o 768 Gb de memoria flash, pero con la tecnología fusion drive podemos combinar ambos para hacer que el sistema se encuentra en el disco SSD junto con las aplicaciones del sistema y los documentos pasen al disco duro tradicional, haciendo que el ordenador sea más fluido en el arranque, a la hora de trabajar con él y cuando queramos apagarlo el tiempo será menor.

Los iMac cuentan con 4 puertos USB 3.0 y 3 puertos Thunderbolt, cámara Facetime a 720p, lector de tarjetas SDXC y bluetooth 4.0, además de la ya conocida entrada de micrófono y cable ethernet por si no tenéis WIFI. El precio va desde los 1300 euros para la versión de 21 pulgadas y 1800 para la de 27.

8 Comentarios en “Los nuevos iMacs: más finos, veloces y potentes”

  1. Juan Urios dice:

    Para mi una auténtica joya del diseño.
    Me parece fantástico lo que han conseguido los de Apple con esta mejora en espesor del iMac.
    También me parece muy importante resaltar el sistema de discos duros ya que cuenta con dos modalidades, una memoria flash donde se carga lo que más se utiliza (como el propio sistema operativo y aplicaciones más comunes) y un disco duro de almacenamiento. El reparto entre disco duro y flash, se hace de forma automática por lo que el resultado puede ser muy bueno y así nos permite tener hasta 3 Tb de almacenamiento a un precio más razonable que el precio de los discos SSD que es más caro.

    Como nota negativa: Ya no se puede ampliar de forma manual y casera la memoria RAM. Esto va a traer muchas críticas a Apple ya que era una opción que siempre se dejaba de parte del usuario que mediante unas sencillas instrucciones podría ampliar la RAM… pero en esta ocasión eso ya no es posible. Una lástima.

    Le pongo un 9’5 (le resto el medio punto por lo de la RAM).

    • Arazal dice:

      Por mi parte yo no me voy a extender en piropos hacia el diseño, dado que, es uno de los puntos fuertes de Apple y les doy un 9, porque considero que comenten cierto fallo de diseño que es lamentable. La errata que me refiero se encuentra en la posición de los puertos que debido a la finura del iMac es normal que se hayan tenido que poner todos (incluido el lector de tarjetas) los puertos en la parte trasera, pero éstos son potencialmente focos de mucho uso por parte del usuario, y, por tanto, al estar en la parte trasera, debe ser un sitio lugar accesible de la misma (próximo a los bordes ya sean laterales o inferiores) sin embargo no, están en un punto que puede dificultar enormemente ya no sólo encontrar (dado que no se ven porque al estar en la parte trasera) sino dar con el puerto correcto y la forma correcta para conectar adecuadamente el dispositivo, problema que se minimizaría si estos estuviesen más cercanos a los bordes, dado que tendrían que hacer menos esfuerzo para dar con ellos.

      Y después está la contradicción que hizo alusión Multi, porque resulta –sino miré mal las especificaciones, que en el iMac de 27 si está accesible para el usuario la memoria Ram y, por tanto, puede ampliarla, pero eso en el caso del de 21,5 no es posible… ERROR GARRAFAL, como pueden cometer tal falta de respecto a los que los futuros usuarios y dueños, y a su propia inteligencia, dado que, como puede ser que por ganarse en el tamaño de la pantalla ya sea posible permitir que la Ram se pueda cambiar, y en una pantalla inferior –que tampoco demasiado– no ¿por qué no pusieron entonces una de 24 como mucha gente demando en contra de la de 21,5 y así poder hacer la Ram ampliable? Pero aun así me parece grave, un diseño no se puede lastrar por el tamaño de una pantalla, y más teniendo en cuenta que 21,5 pulgadas no se trata de una pantalla pequeña, y aunque quepa menos GB de Ram, ésta debería ser –por diseño– remobible como sucede en el caso del de 27

      Multi cataloga de “razonable” el precio del Fusión drive, y la verdad no estoy muy de acuerdo, porque se trata de un disco ssd de 128 GB (no de 768) combinado con uno convencional y la capacidad combinada sería 1 TB o 3 TB y, en el macmini, la primera opción (de la que dispone ese gadget) cuesta 250 €, lo cual, no es razonable, sino que está en la linea particular de Apple (ssd de 128 GB cuesta alrededor de 90 € y un disco tradicional de 1 TB alrededor de 70 € = 160 €) al estarle metiendo por la cara 100 € de más, que no es poco, y hay que ser muy applefanboy o applefangirl para que pueda parecerlo.

      Por último, dicen que se han reducido considerablemente los reflejos de la pantalla con respecto a la versión anterior, a lo cual me pregunto ¿de verdad han querido y/o pretendido eliminar los reflejos de la pantalla? porque no creo que les fuese muy difícil cambiar la pantalla glossy por una mate, o usar cualquier otra estrategia o desarrollo que hicieran para conseguir dicho propósito, y no me vale con que es suficiente con la reducción de esos reflejos (porque para los usuarios que usan intensivamente la misma les seguirá resultando molesto), además, si han conseguido adelgazar tanto un ordenador que es un todo en uno que ya de por si era delgado, proeza IMPRESIONANTE, eliminar los reflejos de la pantalla del ordenador me parece algo que debería ser facilísimo para ellos, lo cual, ya hacen otros marcas ya sea en sus portátiles o monitores externos (esa es otra, la Apple Thunderbolt Display también es glossy si mal no recuerdo, lo que, no tiene excusa alguna, y resulta pésimo).

    • Mira que antes me he quedado mirando la foto del iMac y me he quedado pensando… ¿Y la memoria Ram, donde está la ranura?

      Yo tengo un iMac de mediados del 2010 y la ranura está en la parte de los altavoces, en la rejilla de en medio.

      Pues Juan tienes razón, es un gran punto negativo, ya que Apple creo que era el único fabricante que ponía tan fácil lo de cambiar la Ram.

      Ya veremos a los chicos de iFixit abriéndolo a ver que tal es por dentro y si es muy complicado acceder al interior.

  2. Arazal dice:

    Como sé que por este mundo hay más de un gamer, me gustaría saber como son para juego las nuevas tarjetas graficas (sobre todo las tope) ¿realmente se les puede sacar partido y vida util teniendo en cuenta que será muy difícil o imposible actualizarlas, dado que, en ese mundo es lo más que se exige?

  3. Mabus dice:

    ¿Y el lector dvd?

    • Nada, no tiene, se llama unidad superdrive y la han quitado, pero de éste y de los demás ordenadores de Apple.

      • Arazal dice:

        Pero mencionar que te la venden por separado, no es lo mismo, pero algo tan delgado se tiene que conseguir suprimiendo algunas cosas, y en este caso la superdrive está en desuso, mi MacBook es de los que tiene y a penas la uso, los pendrives y discos externos les han robado prácticamente todo el terreno

  4. Arazal dice:

    Me acabo de dar cuenta de algo que me parece sorprendente a la par que, interesadamente desaprovechado por parte de Apple (al menos en la versión que utilizo)

    Mucho se habla de la rapidez de los discos ssd con respecto a los hdd pero esta diferencia via software se puede paliar, al menos en lo que tiene que ver al arrancado del Mac. Me estoy refiriendo a la función que restaura el Mac después de que se le agota la bateria mientras lo estabas utilizando (disponible en 10.6 sin hacer mucho alarde de ello), lo cual sorprende, porque cuando vas a encender el MacBook de nuevo, este tarda la mitad (o incluso menos) que normalmente, brutal (cierto es que depende de cuantas apps estuvieras utilizando a la vez en el momento de la desconexión repentina) pero la diferencia me parece acojonante, no lo cronometre pero juraría que tardó alrededor de 10 segundos en arrancar INCREIBLE, cuando normamente suele tardar alrededor de 30 nada más para que salga la pantalla de usuario (no el escritorio con todo operativo como en este caso). En definitiva, la diferencia es ABISMAL, y el hardware es el mismo.

    En teoría, en los leones se suponía que ésta era una característica destacada del sistema y que se había extendido a cada vez que apagabamos el Mac (fuese portátil o no) ¿se nota una mejoría en cuestión a la velocidad de arranque del sistema en comparación con el arranque normal de la versión anterior al rey de la selva y de la montaña? Me lo pregunto porque –si es así– al menos en este apartado se notaría muchísimo menos no tener un ssd.

    Cierto es que en cuestiones de seguridad no es eficiente, al entrarte directamente donde estabas antes sin pedir contraseña alguna para acceder al escritorio, pero esta carencia se puede solventar fácilmente poniendo una ventana para que el usuario pusiera su contraseña. La razón por la que podrían no implementarse sería por cuestiones de marketing, porque esta función hace prescindir del logo de la manzana durante el encendido del Mac; y no se si se deberá a eso o a otra cosa, pero agüita si se nota la diferencia de velocidad, me arrancó como un rayo

Deja un comentario